Cuaderno Ð Madrona    

   

   

  Portada Panorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Ð Madrona*

Calle del Norte 2

Si desde su ensanche volvemos la vista hacia su inicio, esto es lo que vemos: un estrechamiento que se come hasta a la aceras.

La primera casa de la derecha es la de Mauri Matías y Juana Álvaro., a la que sigue una fachada lateral de la de Eusebio Valverde y Margarita Martín.

A la izquierda, parte de la casa agraria de Natalio Ayuso e Inés de la Calle, a la que sigue la de José del Pozo y Anamari Sacristán.


Y hacia adelante vemos este ensanche al que se le podría otorgar categoría de plaza.


Casa originaria del matrimonio Justo Matías Estebaranz (El Tío Justo Matías) y Juliana de la Cita Barahona. El Tío Justo es uno de los personajes de nuestra historia y tiene una hornacina propia en El Soportal.

Enfrente de su casa sacaba El Tío Justo sus útiles para confeccionar cestos y canastas con mimbres obtenidos de las mimbreras del soto y, sentado en una silla baja pegaba hebra, o contaba historias, o proponía apuestas y desafíos con suma facilidad.

Después la ha ocupado durante toda su vida su hijo Mauri y Juana Álvaro Sanjuan, la cual siempre la ha tenido muy adornada de flores, en competencia abierta y sana con la contigua que luego veremos, de Luci y Carlos Otero (las imágenes están tomadas en distintos días).


 

Casa agraria originaria de Faustino Ayuso Rincón y Eulalia Bernardo Contreras, que pasó a su hijo Natalio e Inés de la Calle Orejudo. Más tarde a su nieta Matilde y Felipe Pastor Cañas. Ahora de su bisnieta Araceli. Se mantiene íntegra a excepción de la cija, que es el edificio contiguo con tejado de uralita.


El espacio soleado del fondo fue un entrañable rincón de costura de invierno y primavera. A resguardo de la casa de la Tía Brígida (Brígida de la Heras Fernández) y el Tío Carlos (Carlos Otero Casado), un matrimonio sosegado, austero, ejemplar, que desprendía paz y concordia. Aquí se formaban en torno a bastidores, remiendos, ajuares y pespuntes, muy buenas tertulias mientras la señorita Francis predicaba la sumisión femenina y otras directrices similares para las mujeres.

Ahora la casa, que se expande hacia la izquierda con corral e instalaciones, es de su hija Emilia (Ernesto Bernardo). La parte de la derecha, con puerta verde, pertenece a Mauri Matías y Juana Álvaro, y es lindera a las edificaciones de la casa de Magdalena y Adelardo.


 

Para el verano, sin embargo, la misma tertulia de costura se trasladaba a la sombra en este espacio que vemos, aunque con la sillas en lo que hoy es calzada.

Aquí se han escuchado múltiples novelas de Guillermo Gautier Casaseca y de otros autores sin que ningún ruido perturbara la audición de un sonido deficitario, proveniente de una radio grande de madera, ubicada en un basar de la casa de Águeda y Felicísimo (Imo).

Avanzada la tarde, la tertulia se volvía masculina. Aquí oí yo por primera vez porfiar sobre sobre política a los hermanos García Otero (Fili y Juanma Changa), estudiantes de magisterio, Jaime García Ayuso, obrero que leía el periódico Pueblo, Eusebio de la Calle Valverde, labrador, Felipe Pastor Cañas, maestro nacional, que leía el Ya... y puede que algún vecino que se quisiera incorporar... mientras el dictador Franco estaba vivito y coleando y mantenía todo bien atado.

En esta casa vivió la familia de Águeda Otero de las Heras y Felicísimo García de Miguelsanz, donde tuvieron a sus cuatro hijas y tres hijos.

La heredó Carlos Otero de las Heras y su esposa, Luci Fernández Pérez, fallecida en 2017, que siempre la mantuvo así de florida. Sirvan sus flores y esta imagen a su buen recuerdo.


 

Esta casa puede que sea la más pequeña del pueblo, como propia de gnomos. Su entrada y fachada principal, la vemos en la foto de arriba.

Pertenece a la familia de Clotilde Cañas, casada con Antonio. Una familia de Madrid; por cierto, todo lo contrario a los gnomos en cualquier aspecto, que la usa desde hace muchas décadas para disfrutar del fresco de las noches veraniegas.

Tienen una hija que se llama Marinieves y otro hijo de cuyo nombre no me puedo acordar.

El tejado nos muestra como en origen esto debió ser una sola propiedad, que después se segregó. Y la parte saliente que quiebra la línea natural de las edificaciones y se apodera de parte de la calle de tal manera que da qué pensar. Pero nadie la ha conocido de otra manera.


 

Casa agraria originaria de Faustino Ayuso Rincón y Eulalia Bernardo Contreras, heredada por su hija Magdalena (Adelardo García Miguel)

Se trata de una casa agraria con amplias superficies e instalaciones que ha recibido una magnifica restauración de su bisnieta, Mª Ángeles Sanz García y Eduardo, que la han convertido, aportando su buen gusto personal, en su vivienda habitual. Un logro que aporta a ese entorno mucha belleza en armonía. También optaron por picar la cal de la fachada y ésta muestra ahora su piedra y el sistema por el que abajo y en las esquinas colocaban las más grandes, dejando las más menudas para los paños superiores.

Véase a la derecha cómo permanecen las piedras que adintelaban una ventana de la edificación anterior.

Se mantiene íntegra.


fleizazul.gif (954 bytes) Relación de plazas y calles árboles para la vida C/ Norte 3... sigue -->