Cuaderno Ð Madrona    

   

   

  Portada Panorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Ð Madrona*

Camino de La Losa

A mediados del S.XX en este camino, en realidad una carretera blanca, tan sólo estaba la casa de la familia Sánchez-Álvaro, y a todos nos parecía muy lejana, pero desde 1975 se va poblando de viviendas, construcciones y, sobre todo, de peligros por la velocidad de los vehículos, cada vez más numerosos, la ausencia de aceras y de espacio para los peatones.

Aunque tiene el nombre postal de camino, en realidad es una carretera de alto riesgo sin ningún tipo de reductores.

Casa de Luis Sánchez Álvaro y Marisa, la primera de este "camino", al que dan fincas con construcciones interesantes pero que no se dejan ver. Por ello, este apartado sólo ofrece lo que está a la vista.

La finca de la derecha, de nombre propio El Chozo, pertenece a la familia de Emilio Asenjo, de Segovia, muy vinculado históricamente a Madrona, donde tuvo una piara de ovejas y como pastor en su última fase a Ambrosio Moreno. Construyó un chozo que estuvo a la vista en esta finca, en homenaje y rememoración de los que utilizaban en las transhumancias, en las que participó desde chico como zagal. Tiempo del que contaba muchas anécdotas, entre ellas la de La Enciclopedia.

 


En este líneal vemos la histórica casa de la familia de Luis Sánchez Bravo y Jesusa Álvaro Sanjuan, donde tuvieron y criaron a sus seis hijos. Éstos la ampliaron hacia la derecha.

Se trata de una gran superficie con diversas edificaciones y mucho espacio.

A continuación está la casa de Elías Sánchez Álvaro, y lindando con ella la de E.V. (así reza en varias inscripciones).


Ex Fábrica de Pallets de Militino de Pedro

Militino de Pedro fue un emprendedor muy activo, como vemos en las referencias de las calles Escuelas y Fuente. Con esta fábrica dio empleo a más de diez operarios que trabajaban a pleno rendimiento.

Militino se preocupó de incorporar la mejor herramienta y tecnología y asistía a las ferias nacionales de este sector para mantener actualizada toda la cadena de producción.

Su fallecimiento prematuro por accidente (+1981, 54 años), así como el de su hijo Juan Carlos, también por accidente de tráfico (+1984, 24 años), además de conmocionar a toda la vecindad por tratarse de una familia muy apreciada en Madrona por varios motivos y, sobre todo, por el de ser creadores de actividad y riqueza, supuso el cese paulatino de la actividad en un sector que también encontraba cada vez más dificultades, como lo prueban los cierres de otras fábricas idénticas a ésta en la provincia de Segovia.

En la actualidad, diciembre, 2018, esta finca pertenece a otro propietario y en ella no se mantiene ninguna actividad productiva.


En este líneal vemos las casas de Elías y de EV.

Creo que es un error echarse encima de la carretera con los edificios.


Finca de Juan Llorente Rincón y Paula, esta sí, con doble franja de espacio en separación de la carretera.


Casa de Elías en su fachada que mira al pueblo, orientación Norte.


Este tramo contiene edificios interesantes pero no se pueden ver.

casvictorialor1.jpg (340811 bytes)

 

Casa de mis padres Lauro Ayuso de la Calle y Felisa Cañas Antón, en el número 18.

Construida en 1983 en una finca rústica de mi padre, la cual, como todas las de este camino, no entró en concentración parcelaria. Su característica principal es el empleo de abundante piedra caliza obtenida de los campos inmediatos a la finca. Lauro labró con sus dos manos y tres herramientas (dos hachas y una alcotana) todas y cada una de sus piedras sin ningún tipo de refinamiento pero en estilo homogéneo. El maestro albañil, Julio González, mi padre y un servidor como peones de cuerda y de choque, respectivamente, además de otras tareas, como la de ayudar mi cuñado Olegario en tareas de recogida y transporte de piedra, fuimos dando forma a un proyecto arquitectónico que no se ejecutó tal y como el arquitecto lo plasmó en el plano, sino siguiendo el concepto que mi padre tenía consolidado desde hace tiempo en su cabeza.

Además de labrar las piedras también construyó en madera las cimbras para obtener los arcos (armazones de madera que soportan al arco mientras se monta o construye). Todos los materiales fueron subidos a polea porque no disponíamos de ningún tipo de ayuda mecánica, salvo una elemental trócola.


Fontanería Sánchez Romero

En la finca lindera a la anterior, Eduardo Sánchez Romero y Olga han construido esta amable casa.

La finca fue propiedad original de Francisco de la Calle de Castro y Asunción Sánchez Bravo, vendida en su mitad, sobre el año 1980, a Alejandro Sánchez y Angelines Romero, provenientes de Segovia.

Eduardo y Olga se hicieron vecinos permanentes de Madrona y disfrutan de esta vivienda con un diseño arquitectónico interior original y práctico que aprovecha la luz y el calor, algo fundamental en este clima.

Su exterior muestra el aspecto que se ve, con una buena combinación de piedra, madera y tonos acordes. Un acierto.

La finca que la precede, que da a la carretera es la de los padres, Alejandro y Angelines, fundadores de la empresa familiar de fontanería mantenida ahora por sus dos hijos Eduardo y Alejandro.


Viveros Madrona

Secuencia de casas: Fernando Otero García - Rosa Bernardo Fuentes.

Con tejado de pizarra, asomando por detrás, Alfredo Carlos Bernardo Fuentes y Carmen García García.

La última a la derecha es la de los Viveros Madrona, de Marcos Florencio García Perela, un establecimiento con más de tres décadas de actividad en Madrona.


 

La Sima

La Sima está referenciada en esta web en varios apartados, pero el enlace que sigue, ofrece abundante información sobre este accidente natural.

Más Ð Madrona: La Sima

Para los vecinos que estamos familiarizados con La Sima, este lugar tiene un significado indeleble en nuestra memoria.

Y lamentamos mucho no poder bajar a beber su agua fresca y clara.

A veces, bueno, a veces no, más bien siempre, cuando alguien te escucha contar que bebíamos agua mientras veíamos a enormmes ratas de agua sumergirse y aparecer de nuevo de dentro del agua y corretear por todo el contorno, ponen cara de asco y no dan crédito a la historia. Pero lo cierto es que nadie tuvo jamás el menor problema sanitario por beber este agua compartida con estas ratas.

Sus misteriosas y auténticas aguas minerales, por cuanto llegan tras un desconocido itinerario de cavernas y lagos, aliviaba la calorina y quitaba perfectamente la sed.

Me duele mucho describir su estado actual, aunque el pretil que la salva de la carretera esta muy bien reformado.


El Sotillo

 

También de El Sotillo ofrece esta web abundante información, por lo que aquí sólo aparece por cuanto también pertenece a este camino. Este enlace te amplia los contenidos: Descubrir El Sotillo


Escobar de Tardajos


 

Con un término territorial enorme, lindero a El Sotillo y frontero a los términos de Fuentemilanos, Otero de Herreros, La Losa y Ortigosa del Monte, está el Caserío de Escobar de Tardajos, referenciado en otros apartados de esta web.
En esta imagen vemos el paraje llamado El Berrocal, perteneciente al término de Ortigosa del Monte, a continuación de las tierras de labrantío hacia la Sierra. De este paraje se extrajeron los sillares con los que se construyó el acueducto de Segovia, y para su transporte se usó, según los arqueólogos, el camino que discurre siguiendo el valle del Río Milanos, que es el que atraviesa el término de Escobar.

Ampliación en este enlace: Descubrir Escobar


Fuentesalada

 

 

José Antonio Flórez Valero, en su etapa como Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, recuperó y habilitó varios parajes y fuentes de Segovia y de sus pueblos.

Tenía un especial cariño a Madrona y es el responsable de varias mejoras que recibió este pueblo, entre ellas, el acondicionamiento de esta fuente y su entorno con la plantación de árboles, reconstrucción y saneamiento de conductos e instalación de mesas.

Jurídicamente se trata de una propiedad de la Diputación Provincial de Segovia desde el 21 de junio de 1872, tal como consta en la documentación de los archivos municipal y provincial. Comprende todo el conjunto y superficie aledaña de la fuente.

El término municipal de Madrona llega justo hasta este punto y las gentes de Madrona, por proximidad y familiaridad con esta fuente, siempre la hemos considerado, exentos de pasión y de exclusividades, como propia.

Está referenciada en esta web en los enlaces que siguen:

Fuentes y manantiales de Madrona

Y aquí también:

Hoja del tiempo: Fuentesalada


 

Pequeño pabellón de protección del manantial y la pila del agua que ni se desborda ni mengua.

Estela de granito sobre un pilón también de granito:

A BENEFICIO DE LA HUMANIDAD DOLIENTE. AÑO Ð 1814..
CON UN AMIGO...
... TOMAS PEREZ
ESTA LA ...

... y en este punto se produce la rotura de la estela que pudo ser el doble de lo que ha quedado, continuando hacia abajo la inscripción precitada.


Creo que esta definición, tomada de otra fuente similar, cuadra perfectamente con el agua de Fuentesalada:

Son aguas sulfatadas sódicas, algo cloruradas, de sabor ligeramente amargo y olor a huevo podrido, presumiblemente por la presencia sulfurosa en su composición. Surgen a 18º centígrados y se ingerían como purgantes, laxantes y antialérgicos.

Testimonios de Mariano Santos Miguel publicados en El Adelantado de Segovia, y otros escuchados de Felipe Pastor Cañas, relatan la existencia de un balneario muy sencillo que recibía las visitas de personas con alguna convalecencia. Se trataba de una casa pequeña de madera, con varios compartimentos para tomar los baños y un porche. En Madrona siempre hemos conocido a gente de fuera que paraba para preguntar por su localización con el fin de coger agua para llevar.

Otras informaciones, con más imágenes, en este enlace, que lleva al blog de Juan Antonio Velasco: Rutas e historias en torno al Guadarrama


fleizazul.gif (954 bytes) Relación de plazas y calles árboles para la vida C/ Molino... sigue -->