Cuaderno Ð Madrona    

   

   

  PortadaPanorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Ð Madrona*

Calle de la Iglesia

Calle, que parte de la misma iglesia para, una vez superada y tras salvar un pronunciado cuello de botella, hacer un ángulo recto y dirigirse a la calle del Serafín. Guarda todas y cada una de las características de nuestras calles: irregular en sus trazados, en sus construcciones, en sus medidas..., angosta, sin líneas rectas...

En ella estaba, a la derecha , donde el pequeño jardín, pegada al Torreón, el Caño de la Peña, de triste desaparición.

En cuanto al conjunto eclesial que vemos en la imagen, contiene la síntesis de la historia, antiquísima, de este Lugar. De ello se da cuenta, desarrollado, en el libro Arcanos Ð Madrona, Ruta de las Piedras.

De esta placita parte esta calle, que lo primero que hace es comprimirse hasta casi cerrar el paso, arriba, a la derecha. A las nuevas edificaciones no se les ha impuesto ninguna condición de ceder o cuadrar de otra forma el espacio para propiciar un ensanche que corrija esta anomalía, por lo que así queda por los siglos de los siglos.

Iglesia Parroquial de Madrona Nuestra Señora de la Cerca

Las históricas escaleras mantienen el tipo sin menoscabo y cuadran aquí perfectamente..

Esta iglesia contiene tesoros de todas las artes y sus dos imponentes arcos entre naves son únicos en Segovia.

Así ha quedado el antiguo cementerio, una vez restaurado. En cuanto a la cruz de granito, siempre estuvo sobre un gran pedestal sobre grandes piedras de granito.
Desconozco el criterio por el que las han quitado y también dónde han ido a parar.

El bloque de pisos del primer plano, a la izquierda, es el que ha substituido a La Casona y al Torreón.

El del segundo plano, hizo lo propio con el Huerto del Secretario o El Moral.

En tercer plano, en el centro, sobresale otro bloque de pisos: el de El Colmenar del Tío Heliodoro.

En último plano el Real Bosque de Riofrío y su palacio en un enclave que, visto desde aquí, desborda encanto y sugerencias.


La Peña

Ex Caño de la Peña

Ex El Torreón

Bloque de pisos con los que se inicia la Calle de la Iglesia, en el lugar que siempre hemos nombrado como La Peña, debido a que las lajas de roca caliza afloran a la superficie apenas se hurga en el suelo.

En el ángulo de la derecha estuvo El Torreón, nombre que, a juzgar por su construcción y resistencia, le venía grande.

Donde están las matas del triángulo jardín, continúa faltando el Caño de la Peña.

Como vemos, a La Peña la han tapado la roca caliza, la han quitado la fuente y desaparecido el torreón. Dentro de poco la quitan el nombre.


casvictorialor1.jpg (340811 bytes)

 

Superada la angostura (que no podía faltarle...), la calle se abre a esta placita, que da a la carretera.

A la izquierda, otro bloque de pisos, construidos en la década de los 70, volcado casi encima de la iglesia.

Este bloque es el que sustituyó a la casa de Gabino González y María Sonlleva, procedentes de Ituero y Lama, después de pasar por Guijasalbas.


Ex Bar del Tío Heliodoro

A mediados de S. XX, en menos de 50 metros hubo aquí tres tabernas: esta del Tío Heliodoro, la del Tío Anastasio y la del Tío Frutos. Todas inmediatas a la iglesia, más otras dos por el otro lado de la misma...

Hay que tener en cuenta que en una taberna o bar de esa época, con la luz a 125 V., se vendía vino tinto o blanco, anís dulce o seco, coñac, aguardiente, vermú y puede que alguna cerveza como algo un pelín exótico. Y aceitunas de pincho o aperitivo. Poco más. No llegaba a veinte botellas distintas.

Este edificio fue propiedad del matrimonio Heliodoro de Miguel y Cristeta Llorente, propietarios asimismo de múltiples inmuebles en Madrona.

Después fue la que ocupó la familia de Julián Fernández Pérez y Dominica, donde nacieron sus hijos Julián, Ángel, Gloria, Tomás y Arnaldo.

Ahora es la casa de Frutos Sonlleva de la Calle y Rosa López García, que la mantienen a mucha distancia en calidad e imagen respecto a la original y con el acierto que se puede apreciar. Atención al grosor de los muros.

La de la izquierda es la Calle de Segovia.


 

Ex Bar del Tío Anastasio

El Tío Anastasio Bernardo, tratante de ganados, mantuvo siempre un humor sin aspavientos, sosegado, pero incisivo. Hablaba siempre en segunda o tercera. Anastasio Bernardo Prieto fue el padre de Reme, Temístocles, Paquita, Tomás, Leonardo (padre de Nardín) y Julia.

En el bloque de pisos contiguo a la casa de Frutos, tuvo una magnífica casona con una superficie inmensa. Al enorme corral se accedía por una entrada techada y enseguida estaba un buen pozo de agua con su brocal y polea. En el portalón de la casona estaba el bar que duró hasta 1962 (aprox).

Ahora se ha reconvertido en el bloque de pisos que vemos.

La loma que vemos donde la antena es el paraje conocido como El Calvario. A su izquierda, la finca y casa de Eutiquio (de Villacastín) y Saturnina González Fernández (Satur).


 

Más de cerca, el bloque de pisos que sustituyó a la propiedad de Anastasio Bernardo. El de la derecha es el corral perteneciente a la casa de Carlos González y Eustasia Sacristán


 

En el último tramo de la calle, recto, aunque estrecho, está la casa, ya veterana, de Ángel Tuñón Celaya y Carmen García Gómez, levantada en lo que fue un antiguo almacén agrario.

Desde mi punto de vista, han conseguido estilo bonito, agradable, que tributa al lugar con su piedra caliza en zócalo y zaguán, y aporta a esta calle, antes de corrales y cuadras, belleza en armonía y serenidad.

Y tiene también, como la de su amigo Fernando del Pozo Martín, su zaguán.


fleizazul.gif (954 bytes) Relación de plazas y calles árboles para la vida Travesía de la Iglesia... sigue -->