Cuaderno Ð Madrona    

   

   

  PortadaFotografías * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Ð Madrona*

Paseo reivindicativo en aroma del Río Frío. I. Abril 2015

Doy este paseo sobre un territorio que tiene dueños, a pesar de estar abierto de par en par. A pesar de que ningún cartel nos informa del título de su pertenencia, a pesar de su desprotección.

Se trata de una finca inscrita tanto en el Catastro como en el Registro de la Propiedad de Segovia como finca del común de vecinos de Madrona, e integrante de su Dehesa Boyal, tal como fue descrita por el certificado del Ayuntamiento emitido en el 11 de abril de 1865, firmado por el alcalde, Eugenio de Castro y el secretario, Julián Álvarez, que contiene los sellos del Registro de la Propiedad del Partido de Segovia, inscripción que se mantiene íntegra, tal cual fue redactada, inscrita y sellada en su momento.

La incripción registral consta de dos apartados: el primero titulado como Propios, donde constan los edificios municipales (dos en esta inscripción, si bien existen algunas más pertenecientes a otros inmuebles) y el segundo titulado Común de Vecinos, en el que constan siete fincas; corresponde el ordinal 9ª (de la inscripción) a la que trato aquí.

.../...

Común de Vecinos

.../...

9ª....,, Así mismo consta deslindado como de estos propios en el recordado Catastro, un erial en este término y sitio del camino de Riofrío, de cabida de diez obradas y cincuenta y ocho estadales, equivalentes a 3 hectáreas 24 áreas y 68 centiáreas; y linda a Norte, Oriente y Mediodía con tierras del Señor Conde de Puñonrostro y al Poniente con entradas del pueblo y descansaderos de ganados: le atraviesa el río de Riofrío: también está destinado a dehesa boyal como los anteriores prados. Se viene poseyendo por estos propios por más de cien años, sin que se sepa de quien fue adquirido: su contribución es satisfecha como los antecedentes; (es decir, como consta en cada una de las 5 fincas precedentes, la contribución que le corresponde se satisface por los ganaderos de este pueblo en proporción de las reses que cada cual introduce a pastar en él;

Está destinada a dehesa boyal por Real Orden de 13 de diciembre de 1863.

Esta Real Orden no ha sido derogada, ni anulada, ni reemplazada, ni modificada, y se mantiene como importante apoyo al basamento legal en el que se sostiene su naturaleza jurídica. Esta Real Orden está firmada por S.M. Isabel II.

La Dehesa Boyal o Dehesa de Propios pertenece, como su nombre indica, a los propios de Madrona, es decir, a sus vecinos y su aprovechamiento y mantenimiento corresponde a los ganaderos de Madrona. Esto es así desde, como mínimo, el S. XV, como tendremos oportunidad de descubrir en otro momento.

La naturaleza jurídica de estas fincas de propios no ha sido modificada ni alterada por ninguna norma; tampoco ninguna de las muchas disposiciones estatales de amortización aprobadas en el S.XIX pudo enajenarlas, ni cambiar su estatus jurídico. Como vemos, son los ganaderos, y no el Ayuntamiento, quienes han pagado desde siempre la contribución territorial.

El título de propiedad proviene de su mantenimiento durante varios siglos; siglos en los que los vecinos han ejercido su pleno dominio sin problema ni contradicción. Mantienen esta cualidad jurídica incluso antes de la existencia de los Ayuntamientos tal y como los conocemos hoy.

El uso al que se destina es comunal para beneficio de esa colectividad. Es decir, esta propiedad es ajena a cualquier negocio, lucro, interés, tráfico o especulación públicos o privados. Se trata de una propiedad inalienable e intransferible, características que han mantenido su integridad durante siglos.

Ya hemos visto que no se ha podido enajenar por ninguna ley, y una expropiación debería cumplir las condición primordial de traer su causa en la utilidad pública o bien social al que fueren destinados, que son precisamente las condiciones que ya se vienen cumpliendo, con el uso que se la da, desde la fundación del pueblo.

Esto supone nada más y nada menos que el conjunto de los vecinos de Madrona es el legítimo y legal propietario de todos los bienes de propios registrados como tales y, en consecuencia, es titular de  sus derechos e intereses legítimos por lo que puede ejercer la libre soberanía sobre ellos, dado que se trata de una propiedad consolidada e indeleble.

No está en cuestión, aunque cambie el órgano de gobierno del pueblo. A ningún Ayuntamiento, persona, entidad, empresa u organismo le corresponde la titularidad de estas propiedades porque ninguno de ellos puede cambiar unilateralmente o fuera de la ley los títulos en los que se basa para inscribirse como nuevo propietario en los libros del Registro. Si antes de la anexión por Segovia, (una anexión muy cuestionable y a todas luces ilegítima, puesto que fue impuesta desde la dictadura, pero este es otro tema de debate), hubiera figurado el Ayuntamiento de Madrona como propietario, ahora habría que discutir esta cuestión pero, como vemos y como se dice en Derecho, no hay caso.

De todo cuanto aquí se afirma se dispone de suficiente documentación oficial para acreditarlo.

Y aquí llega un torrente de preguntas, que atraviesa el corazón como el mismo río Frío atraviesa y humedece esta finca:

¿Por qué el Ayuntamiento de Segovia, el de Navas de Riofrío, empresas privadas, e incluso los particulares hacen lo que les viene en gana con las fincas que componen la Dehesa de Propios, incluidos La Mancha, El Plantío (Prado del Lugar) y todos los demás sotos y prados?.

¿Por qué se cambia su uso?; ¿por qué se ocupan e invaden?; ¿por qué se construye en ellas?; ¿porqué se abren calles y se sacan puertas y ventanas?;¿por qué se consiente que sean utilizados como escombrera? ¿por qué se consuman servidumbres, instalaciones y explotaciones que contravienen su estatus jurídico y su naturaleza de bienes comunales?

La explicación es muy larga, y desoladora, y dará para mucho debate, pero lo que subyace bajo todas estas agresiones que se perpetran en completa impunidad, es una constante: los vecinos de Madrona, que son sus legítimos y legales dueños, no defendemos los bienes de propios como los han defendido nuestros antepasados, que los transmitieron limpios, libres de cargas y servidumbres; que los entregaron como y para lo que habían sido y estado siempre.

La soberanía a la que aludimos se ejercía hasta 1971 a través del Ayuntamiento. Una vez anexionados por el Ayuntamiento de la ciudad de Segovia, no se constituyó una junta u otro órgano que, dotado de capacidad jurídica, continuara el ejercicio de estos derechos centenarios. Existía la Hermandad de Labradores, que también tomaba y ejecutaba decisiones, pero en la actualidad se necesita un órgano institucional, una Comunidad de Propietarios, dotada de plena capacidad legal para decidir sobre los asuntos que conciernen a la Dehesa de Propios. Esta sería la autoridad legitimada para materializar el dominio que por ley tiene reconocido, en cuanto al mantenimiento, explotación y protección de estos bienes tal y como se vino sustanciando hasta mediados del siglo pasado.

Asimismo, en caso de avanzar por la línea que aquí se propone, esta Comunidad de Propietarios se dotaría de unos estatutos que establecieran, entre otros asuntos,  el régimen de gobierno, las acciones de mejora y mantenimiento y la labor de vigilancia y defensa de los mismos.

puente veterano sin servicio de mantenimiento

Este es el punto de inicio de un paseo al por las riberas del Riofrío, un 11 de abril de 2015.

El río ha recobrado el agua que le corresponde. Agua que le será robada cuando apriete el sol y corten su escaso caudal para quien sabe qué abastecimientos y usos.

Pero hoy baja brillante y azul y hay que disfrutarlo.

 


se aprecia la superfice recobrada

La primavera recién comenzada nos muestra unos árboles a punto de estallar en todo su potencial de verde.

Las riberas del río se han ensanchado, aunque sin rematar en cuanto al adencentamiento de los niveles.


memorial del taller ocupacional

En el año 2005 se concluyó una fase de adecentamiento de una era inmediata al río, con repoblación incluida. Pero esta labor, que dio buenos resultados, no ha continuado.


era reconvertida en parque

Vista de la era reconvertida desde el Camino del Monte, Camino de Río Frío o Camino de los Álamos Altos, con cualquiera de estos nombres lo conocemos.


<-- anterior árboles para la vida ... sigue -->