Cuaderno Ð Madrona    

   

   

  PortadaPanorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Ð Madrona*


Memoria Gráfica > Hoja del Tiempo
> 30
> Paisajes > De roca y aire >

bonsak.jpg (101115 bytes)

Optimismo.

Era una tarde (24-VIII-01) cargada de electricidad con una luz tibia, terrosa y asustada, preliminares de una tormenta que se estaba fraguando.

El sol golpeaba la sequía de las rocas pero, en medio de tanta amenaza, descubrí este bonsái natural -vamos a llamarlo así- que medra en plena roca, con una hermosura y exuberancia que muchos oasis quisieran. Observando semejante milagro, mi estado de ánimo cobró un optimismo que se renueva siempre que contemplo esta imagen. Una planta que, teniendo todo en contra, ha conseguido tanta belleza y tanta conquista de la nada y ahora la ofrece al caminante, también a cambio de nada. Y ahí sigue anclada en la roca, en una relación con ella cuyo misterio se nos escapa, pero que sin duda, es mucho más compleja de lo que podemos observar. Yo creo que es un amor muy fuerte por la vida y por la roca para el que aun no tenemos definición.

Es la planta de mi optimismo.   Está en los roquedales de Tejadilla.

anterior

árboles para la vida

SIGUIENTE