Cuaderno Đ Madrona    

   

   

  PortadaPanorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Đ Madrona*

______ Clamores___

Reivindicación de la integridad de los bienes demaniales. Caminos.

 

En Madrona se mantienen conflictos, algunos graves, relacionados con ocupaciones ilegales de diversos espacios públicos: tierras de la masa común, prados, eras, caminos, cañadas, cordeles, sendas…. Afectan a los bienes demaniales o bienes de dominio público, por lo que conviene recordar su naturaleza jurídica. Estos bienes son inalienables: no se pueden vender; imprescriptibles: no se pueden obtener por usucapión, u ocupación continuada, en ninguna circunstancia ni tiempo; y son inembargables. Este blindaje jurídico nos hace suponer que, en principio, están a salvo de cualquier perjuicio o alteración. Sin embargo, la realidad es más compleja y nos muestra que, a pesar de su protección normativa, a menudo sufren atentados a su integridad y otras formas de agresión: usos y ocupaciones indebidas.


El que ocurran este tipo de transgresiones es explicable fácilmente porque se debe a las perturbaciones de la propia condición humana. Lo que no se puede entender es que las instituciones oficiales competentes no actúen en defensa del interés general, que es para lo que están. Y aún más, no sólo no defienden la integridad de los bienes públicos sino que, en ocasiones, son estas mismas instituciones las que infringen la ley y ocupan bienes de dominio público sin ningún título ni derecho. Véase, de entre los casos que tenemos en Madrona, el relativo al Prado del Lugar o Prado de La Mancha.

Así es imposible.

En lo que se refiere a los particulares, estos conflictos permanecen en la penumbra, ocultos, en estado latente, pero eliminados de conversaciones entre vecinos, y siempre fuera de los asuntos a tratar. La consecuencia es que alteran la normalidad de las relaciones entre vecinos y familias. Si las instituciones intervinieran en tiempo y forma, los ciudadanos acatarían sin más sus resoluciones y se evitarían daños y otros perjuicios no tangibles.


Por la revisión de documentación histórica del Archivo Municipal de Madrona podemos comprobar que conflictos ha habido en todo tiempo y lugar. La diferencia está, como siempre, en cómo se afrontan y resuelven con el fin que no lleguen a perturbar la convivencia normal entre los vecinos y/o propietarios.
Entre esa documentación aludida, encontramos instituciones que velan por el interés general: hermandades, cofradías, Juzgados de Paz, Hombres Buenos, el mismo Concejo, asambleas generales abiertas… y, entre otros instrumentos de los que se valen, están los apeos, amojonamientos y deslindes del término, una actividad destinada a la preservación de los bienes de dominio público cuyas consecuencias son, entre otras, la elusión de conflictos y la consolidación de la seguridad patrimonial. Un ejemplo práctico de inteligencia.


¿Quiénes hacían estos apeos? Los promovían con regularidad los regidores desde las instituciones, sobre todo el Concejo, aunque también los realizaban las instituciones religiosas con propiedades en el término. Los regidores firmaban los documentos finales definitivos y servían como soporte legal en los litigios que llegaban a los tribunales. Para llevar a buen término estas tareas de campo se seleccionaba a un conjunto de labradores, hombres buenos, que gozaban de un prestigio social basado en el buen hacer, la honradez y la seriedad. Para reforzar esta garantía, además, prestaban juramento formal ante la comunidad en el que adquirían el compromiso de actuar para el interés de la colectividad, desterrando el provecho particular. En cada jornada anotaban todos los itinerarios, cotos y mojones comprobados, renovados o rectificados. Con ello se solucionaban las controversias antes de llegar a los tribunales y se favorecía la concordia entre la vecindad.


Las medidas oficiales de los bienes demaniales, y por tanto de las cañadas, cordeles, caminos y veredas, están consignadas en múltiples documentos y están avaladas además por una tradición de uso de varios siglos. Uno de los documentos que las recoge con total claridad es el de las Ordenanzas Municipales para el Régimen del Distrito de Madrona de 1906, documento ofrecido en su totalidad en la web El Soportal, y del que aquí se reproduce la parte relativa las medidas de los caminos.


En lo que se refiere a la integridad de sus medidas se presentan hoy dos conflictos. De una parte la ocupación ilegal por parte de particulares y, de otra, la señalización con cotos que se hizo con la llamada concentración parcelaria, que, al parecer, ha reducido la anchura de los caminos. Este segundo supuesto precisa de una investigación para aclarar en qué ocasiones se ha reducido y, en su caso, la base legal para llevarlo a cabo.


Lo que sí es un hecho constatable es que desde la incorporación a Segovia por imposición en 1971, han desaparecido los controles que hasta esa fecha se practicaban por parte de agricultores y ganaderos para mantener la integridad de todo los bienes públicos. Esta desaparición ha traído la consecuencia hasta ahora descrita. Por su parte, el Ayuntamiento de Segovia siempre más atento a la recaudación de impuestos y control de permisos, descuida estas particularidades propias de todos los pueblos, incluido el nuestro.


En otro escrito de esta misma serie se reclama para Madrona la existencia de asociaciones que defiendan el interés general, los bienes públicos, el patrimonio cultural y todo aquello concerniente al interés social (el hecho de que, aun teniendo una corporación socialista, haya que estar apelando a los ideales que deberían ser sus cuatro puntos cardinales, da una idea del tipo de política que se practica hoy día y, sobre todo, del desamparo institucional en el que nos encontramos).


La integridad de caminos y derechos de paso (serventías) son uno de estos objetivos a para añadir al listado de clamores.

* * *

Relación de caminos que constan en la Ordenanzas Municipales del Distrito de Madrona


Los tres ordinales anteriores se asignan a las tres carreteras.

4. Camino vecinal. (Camino Abades: 7 m. 793 mm.)
Parte este camino del pueblo de Madrona á la villa de Abades y atravesando el término llamado Bernuy de Palacios, se dirige á dicha villa. Tiene una latitud de 7 metros, 793milímetros.


5. Otro Camino. (Camino a Valverde: 6 m. 680 mm.)
Parte de este pueblo á Valverde y atravesando, el término llamado Rumbona, se dirige á dicho pueblo. Tiene una latitud de 6 metros, 680 milímetros.


6. Otro Camino. (Camino a Valsequilla - Valdeprados: 6 m. 68 cm.)
Parte del kilómetro 10 de la carretera á La Losa y se dirige a Valdeprados; atraviesa los términos de Escobar y Valsequilla, continuando á dicho pueblo. Tiene la misma anchura que el anterior.


7. Otro Camino. (Camino a Hontoria: 6 m. 68 cm.)
Parte del kilómetro 7 de la carretera de Segovia á Villacastín y se dirige á Hontoria, continuando por La Lastra en dirección á Oriente hasta dicho pueblo. Tiene la misma anchura que el anterior.


8. Otro Camino. (Camino Pozuelos a Torredondo: 6 m. 68 cm.)
Parte de este pueblo á Torredondo, por el sitio llamado Pozuelo, llega a dicho barrio y enlaza con otros que se dirigen á Valverde y Abades. Tiene hasta Torredondo la misma anchura que el anterior.


9. Otro Camino. (Camino del Monte a Real Bosque de Riofrío: 6 m. 68 cm.)
Parte de este pueblo al Real Bosque de Riofrío, entrando por la puerta llamada de Madrona. Tiene la misma anchura que el anterior.


10. Otro Camino. (Camino a Otero de Herreros: 6 m. 68 cm.)
Parte del que se dirige á Valdeprados de la casa agrícola llamada Valsequilla, y se dirige á Otero de Herreros, continuando en dirección Sur, hasta la cotera de dicho pueblo. Tiene la misma anchura que el anterior.


11. Otro Camino. (Camino a Fuentemilanos: 6 m. 68 cm.)
Parte del sitio llamado Fuentesalada y se dirige á Fuentemilanos, atravesando el término de Escobar. Tiene la misma anchura que el anterior.


12. Otro Camino. (Camino a Valverde: 7 m. 793 mm.)
Parte del camino que va á Abades, á la derecha del camino de Paredones y se dirige á Valverde por el sitio llamado Encimada del Barranco del Pino, dirigiéndose por dicho término de Bernuy hasta la cotera de Valverde. Anchura del camino:7 metros, 793 milímetros.


13. Otro Camino. (Camino de La Alamilla a Bernuy: 6 m. 68 cm.)
Parte de este pueblo para servidumbre de ganados y se llama de la Alamilla, sigue en dirección Oeste, hasta el término de Bernuy. Anchura del camino: 6 metros, 680 milímetros.


14. Otro Camino. (Camino de Las Angustias hacia Riofrío o La Lastra: 6 m. 68 cm.)
Llamado de las Angustias para servicio agrícola; se dirige un ramal en dirección á la pared de Riofrío y otro atravesando la carretera en construcción y arroyo de Matamujeres, se dirige á La Lastra Tiene la misma anchura que el anterior.


15. Cordel de Ganados. (Cordel a Bernuy: 37 m. 61cm.)
Parte en los límites de este pueblo y el de Hontoria, en el sitio de los Pedazos del Rey, y sigue por el sitio llamado Mancha del Tesoro, al término de Bernuy. Tiene una anchura de 37 metros, 61 centímetros.


16. Vereda. . (Camino hasta la pared del Bosque de Riofrío: 6 m. 68 cm.)
Parte de la calle de San Antonio y sigue por la Cuesta del Palomar, hasta la pared de Riofrío. Es para servicio agrícola y tiene una anchura de 6 metros, 680 milímetros.


Fernando A.C.- mayo 2018.
 

* * *

 
<-- anterior árboles para la vida ... sigue -->