Cuaderno Đ Madrona    

   

   

  PortadaPanorámicas * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Đ Madrona*

El Torreón y el Caño de la Peña en 1970

 

El Torreón ha sido un icono histórico de Madrona. Pertenecía a una edificación con nombre propio: La Casona, que en forma cuadrada era por sí misma toda una manzana, con dos patios interiores, y se ubica en la zona que conocemos como La Peña, nombre debido a las lajas de caliza que afloran a la superficie, ahora tapadas por el pavimento.

La propiedad original, hasta la venta de Bernuy a la familia de Agustín Hernández Vinuesa - Ana Gil Municio (suegros de Pedro Moreno), fue del condado de Puñonrostro, es decir de los Árias Dávila. En el caso de Madrona esta familia no sólo no se lució como en el caso de Segovia con su torreón famoso, sino que erigió una construcción mediocre, porque en esta ocasión se empleó piedra menuda que fue enfoscada a base de cal; con lo que un toque suave del camión de Donato fue suficiente para desencadenar un derrumbe anunciado, por cuanto sus muros se encontraban ya en un estado calamitoso. Su caída ocasiónó la destrucción del Caño de la Peña.

Una lástima que nuestro querido Conde (probablemente Juan Arias Dávila, primer conde de Puñonrostro) no se esmerara un poco más en la calidad de construcción aprovechando los insuperables cimientos naturales con los que cuenta esta zona.

Ahora La Casona ya no existe, porque se ha reconvertido en un edificio de dos plantas destinado a pisos.

El Caño de la Peña, en su medida y con su alcance, también era otro símbolo de este Lugar, por cuanto su estratégica ubicación, en esta placita que es la continuación de la Plaza de la Constitución y al lado de la iglesia, hacía prestar un servicio impagable, con total discrección y sin entorpecer nada. Todos los vecinos, de una manera u otra, se beneficiaron de esta fuente de dos caños, con su pila y su cornisa de de piedra caliza. Todos queríamos mucho a esta fuente, por eso reclamé sucesivas veces desde El Adelantado de Segovia, su reconstrucción por parte del Ayuntamiento de Segovia, corporación a la que ya pertenecía Madrona en el día de autos. Su negativa muestra bien a las claras la mezquindad histórica con la que ha tratado este Ayuntamiento al Lugar de Madrona, desde que impuso su anexión. El caso es que se perdió para siempre porque las magníficas piedras que aguardaban su retorno a cuyo es, desaparecieron.

Y no se construyó después ninguno en sustitución del original.

Espero que al menos ambos iconos continuén esta forma de existencia esta página.

(La foto creo que es de José Luis López García).

En este óleo, fechado en 1974, de Felipe Pastor Cañas, vemos parte del Torreón en su fachada Oeste de La Casona, con el Caño de la Peña.

Y este, de Feli Cañas de la Calle, también da cuenta de estos dos iconos desaparecidos,
al que se une, también en calidad de desaparecido, el Huerto del Secretario (D. Eleuterio Ayuso Casado)

 

  árboles para la vida